SOBRE NOSOTROS

EYAS DANCE PROJECT es una compañía de danza contemporánea fundada en 2018 y codirigida por los coreógrafos y bailarines Carlos González y Seth Buckley. Nuestro objetivo como directores artísticos es compartir nuestro lenguaje creativo y también enriquecer nuestro trabajo colaborando con diferentes bailarines, coreógrafas y coreógrafos internacionales, artistas sonoros y otres artistas que admiramos y que nos inspiran. Estamos dedicados a compartir nuestro lenguaje a través de la escena, la coreografía y la enseñanza.

Desde su fundación, EYAS DANCE PROJECT ha presentado trabajos en Alemania, España, Bélgica, Italia, Polonia, Taiwán y Suecia. La compañía ha participado y recibido diversos premios en prestigiosos certámenes coreográficos tales como Internationales Solo Tanz Theater Festival Stuttgart, MASDANZA, Certamen Coreográfico de Tetuán y en el Certamen Coreográfico de Madrid.

Nuestra propuesta como compañía es una danza física y sensorial, que no requiera necesariamente de una narrativa o hilo teatral como recurso imprescindible. Creemos en la capacidad y el poder de la danza pura para comunicar y transmitir sensaciones por sí sola. Como creadores estamos interesados en crear experiencias que transciendan los cuerpos de les intérpretes y atraviesen a cada espectador de una manera única y personal. 

Nuestras creaciones como coreógrafos se centran principalmente en la investigación de movimiento. Disfrutamos trabajando en equipo, así como desafiando los límites y los hábitos de les intérpretes, incentivando la búsqueda, la introspección y la reinvención continua. Prestamos una fuerte atención a las capas de información añadidas al movimiento, tales como fantasías, texturas, formas, sensaciones, historias físicas cambiantes, volumen, gesto, delicadeza o explosividad, con el objetivo de enriquecer la coreografía y las habilidades interpretativas. Buscamos una experiencia física más amplia que conecte con el espectador mediante la capacidad de propiocepción empática natural del cuerpo, a través de la conexión que se genera al observar a otra persona encarnando una experiencia física o emocional. 

MANIFIESTO

QUEER EYAS.png

Somos una compañía queer que apoya la creación femenina y LGTBIQ+ como uno de sus pilares fundamentales, y que está enfocada en cesar activamente la opresión sistémica que se perpetúa en muchas instituciones y compañías de danza en todo el mundo. Respetando y venerando las diferencias físicas, queremos liberarnos de los cánones normativos que se imponen entorno a quién y qué cuerpos "pertenecen al escenario". Nos aproximamos al cuerpo sin juicio y nos esforzamos por eliminar toda forma de terrorismo al cuerpo dentro y fuera del estudio.

 

Creemos en la horizontalidad como entorno profesional de trabajo, donde tenemos en cuenta todos los aspectos humanos de nuestro equipo, tales como sentimientos, necesidades, inseguridades y/o especificaciones médicas.

Practicamos la comunicación consciente y transparente, así como también el refuerzo positivo con nuestra compañía. Rechazamos con vehemencia las tácticas dañinas, opresivas y basadas en el miedo, que tienen un impacto extremadamente negativo en la vida de muchos bailarines/as y que todavía se utilizan con mucha frecuencia en las esferas académicas y profesionales de la danza.

Opinamos que recibir una educación formal de danza o ser bailarín/a profesional, nunca debería ser una experiencia traumática. Los bailarines que experimentan humillación de sus cuerpos por parte de sus maestros y mentores, frecuentemente arrastran ese trauma a lo largo de toda su educación y carrera profesional, donde la opresión a menudo sigue siendo infligida por sus coreógrafos o directores. Aunque somos una compañía de danza, creemos que las instituciones educativas de danza necesitan ser reformadas tanto como las instituciones profesionales.

Nos enfocamos en la humanidad como base de nuestro método. Este enfoque se fusiona con nuestra visión artística, donde la vulnerabilidad y la honestidad en la interpretación de les bailarines son cultivadas y, a su vez, son la principal fuente que alimenta nuestro lenguaje artístico en la creación y la escena.